lunes, 25 de enero de 2010

MARCOS ANA

Tiene 90 años pero él dice siempre que de vida tiene 67, la diferencia son los 23 años que pasó en la cárcel. Con 19 años, en mayo de 1939, entró; en 1962 salió: libertad compañero, libertad. Es la persona que más tiempo ha pasado en las cárceles franquistas.
Salud compañero.

Pequeña carta al mundo
--------------------------------

Los dientes de una ballesta
me tienen clavado el vuelo.

Tengo el alma desgarrada
de tirar, pero no puedo
arrancarme estos cerrojos
que me atraviesan el pecho.

Siete mil doscientas veces
la luna cruzó mi cielo
y otras tantas, la dorada
libertad cruzó mi sueño.
El Sol me hace crecer flores,
¿para qué, si estéril veo
que entre los muros mi sangre
se me deshoja en silencio?

No sabéis lo que es un hombre,
sangrando y roto, en un cepo.
Si lo supieseis vendrías
en las olas y en el viento,
desde todos los confines,
con el corazón deshecho,
enarbolando los puños
para salvar lo que es vuestro.
Si llegáis ya tarde un día
y encontráis frío mi cuerpo;
de nieve, a mis camaradas
entre sus cadenas muertos…
recoged nuestras banderas,
nuestro dolor, nuestro sueño,
los nombres que en las paredes
con dulce amor grabaremos.
Y si no nos cerráis los ojos
¡dejadnos los muros dentro!
que se pudran con el polvo
de nuestra carne y no puedan
ser nuevas tumbas de presos.
No sabéis lo que es un hombre
sangrando y roto, en un cepo.
Si lo supierais vendríais,
en las olas y en el viento,
desde todos los confines,
para salvar lo que es vuestro.
Si llegáis ya tarde un día
y encontráis frío mi cuerpo
buscad en las soledades
del muro mi testamento:
al mundo le dejo todo,
lo que tengo y lo que siento,
lo que he sido entre los míos,
lo que soy, lo que sostengo:
una bandera sin llanto,
un amor, algunos versos…
y en las piedras lacerantes
de este patio gris, desierto,
mi grito, como una estatua
terrible y roja, en el centro.


(MARCOS ANA: POETA Y REPUBLICANO)
http://www.marcos-ana.com/

jueves, 14 de enero de 2010

SILUETAS


videoDESAPARECIDOS DE LA GUERRA CIVIL(1936-?)

Desaparecidos, muertos sin nombre. Asesinados en las paredes blancas de cualquier cementerio, de cualquier tapial. El coso de la fiesta nacional de Badajoz fué testigo mudo de 2000 fusilados en veinticuatro horas. La matanza seguiría en la región alcanzando una escalofriante carnicería.

Los moros mercenarios"harkas", soldados del Tercio, la Legión Extranjera, al mando del coronel falangista Yagüe, no dudaron en ser los protagonistas de la barbarie, quemando los cuerpos con gasolina, obviando su identidad y su registro.

Desaparición física de unos¿50.000; 60.000; 80.000...?un número indeterminado de españoles republicanos y fieles a la voluntad de un pueblo.

"Ese cadáver nadie sabe de quién es"de la novela "Ese Cadáver"

Desaparecidos, niños perdidos en la huida, en los bombardeos. Desaparecidos por el terror fascista por el que se desvanecieron. Acribillados en Melilla, en Málaga, en Toledo, en...

Madres que no volvieron a ver a sus hijas, hijas que no volvieron a ver a sus hombres, que se los llevaron a dar el paseo. Desaparecidos en los hospitales, en los enterramientos de campaña, en las batallas, los que flotaron en el río, los desaparecidos en vida, los que enloquecieron y desaparecieron de sí mismos.

Fosas comunes que sarpullen todavía, horrorosamente, el suelo de España.

Sombras invocadas, siluetas.

Del libro Desaparecidos"Testimonios de la Guerra Civil" de Rafael Torres.


video

viernes, 8 de enero de 2010

INOCENTADA



Llueve en Madrid, es veintiocho de diciembre, el día de los Santos Inocentes.
La calle Goya esta atestada de gente haciendo las últimas compras de navidad.
Son las ocho de la tarde(20:00 horas)y estoy trabajando en los grandes almacenes de la capital. Me encuentro agotado y nervioso, tanta muchedumbre, vorágine consumista me recuerda porque conforme van pasando los años voy odiando cada vez más estas fiestas. Ya es tarde para lamentaciones, el proceso no tiene marcha atrás.
El pecho se me hunde, la presión es tan fuerte que duele y provoca la sensación de estar en una prensadora donde las paredes cada vez se acercan más, tienes menos espacio vital y te falta la respiración. El brazo izquierdo no es ajeno a ese constreñimiento y comienza a quedarse inerte, sin fuerzas. Busco desesperado, jadeando, a mi mujer que también trabaja en el mismo edificio. Sobran las palabras, mi gesto lo dice todo y ella lo ha comprendido.

Gracias a la policía municipal y al servicio de urgencias 112 y SAMUR que desplegaron todo su arsenal aplicando el código 12.
Gracias al servicio de urgencias del hospital Gregorio Marañón de Madrid que ya estaban esperándome y que atendieron incluso a mi mujer con su amabilidad y profesionalidad.
Gracias a la Unidad Coronaria por su diligencia, atención y profesionalidad, a los cirujanos que me atendieron, al personal que se tuvo que desplazar desde sus domicilios para atenderme, a los enfermeros y auxiliares.

Gracias a todos ellos, hoy sigo vivo.
He podido empezar un año nuevo del que espero mucha felicidad y salud para compartir con mi mujer y mis dos hijas. Se que a partir de ahora tengo que cambiar costumbres, hábitos, dejar vicios y sobre todo tomarme la vida con más calma, siendo consciente de que yo solo no puedo cambiar el mundo, y que todo, en mayor o menor medida, tiene solución, menos la muerte.

Y como hay año nuevo y vida nueva que mejor que empezar con un libro: mi libro.
Por fin ya esta editado y disponible en www.bubok.com el poemario:”Los Haces y las Sombras”.
Un paseo por mis sentimientos con fotografías de un pasado reciente, un proyecto que ve la luz, un canto a la vida.
Te quiero Nines, por lo vivido y lo sufrido